La mala cosecha en el campo español

Si alguien pensaba que todo iba a ser deflación en la cesta de la compra, con el precio de la gasolina en niveles desconocidos, debería saber que la campaña aceitera ha sido nefasta en cuanto a producción: primero las sequías invernales y luego la plaga de la “mosca de la fruta” han propiciado un descenso de las toneladas de aceitunas recogidas, que ha afectado especialmente al centro y sur de la Península; de hecho, Baena (Córdoba), Estepa (Sevilla) o Andújar (Jaén) han visto mermar su cosecha hasta el 70%, en unos olivares que, por otra parte, estaban exhaustos debido a la producción récord del año anterior.