España, una vez más depósito mundial de aceite de oliva

olivo-aceitedemipueblo-07

Como vienes siendo habitual, nuestro país volverá a ser esta campaña oleícola 2016/2017 el depósito mundial de aceite de oliva, al ofertar más de la mitad de la producción del conjunto de los países productores, que se calcula en torno a los 2,5 millones de toneladas, según han apuntado fuentes del sector a Expansión.

Según informa el diario económico, España, con algo menos de 1,3 millones de toneladas de aceite de oliva (1.270.000 hasta finales de marzo), abastecerá gran parte de la demanda mundial al haberse producido notables descensos productivos en los principales países de la cuenca mediterránea, sobre todo en Italia, Grecia, Portugal, Túnez o Marruecos, entre otros.

España va a producir en esta campaña en torno al nueve por ciento menos respecto a la anterior, en la que obtuvo 1.401.000 toneladas de aceite de oliva, mientras que la producción mundial menguará en más de 600.000 toneladas, un descenso que se cuantifica entorno al 20%.

La campaña oleícola ha rebasado ya su ecuador y ha comenzado en este mes de abril su segunda parte con precios que se mantienen estables en el mercado de origen (cerca de los cuatro euros el kilo de media para la calidad virgen extra) y en el que las existencias en España están por debajo de las 900.000 toneladas (894.000 se cuantificaban a finales del pasado mes de marzo).

La incógnita ahora está centrada en conocer si se producirán tensiones de precios en las próximas semanas a la vista de la disponibilidad de aceite de oliva existente para abastecer el mercado, y de cómo vendrán dadas las expectativas de la próxima cosecha, que ya se está conformado con la inminente floración y la posterior polinización, que darán paso a finales del próximo mes de junio al cuajado definitivo del fruto.

No obstante, las condiciones climatológicas, una vez más, tendrán mucho que decir sobre la producción final de la próxima cosecha en una campaña en la que los agricultores esperan que las lluvias hagan acto de presencia para conformar una gran producción y aliviar parte del estrés hídrico que padece, sobre todo, el olivar de secano.

Y entre tanto, de continuar con la tendencia de salidas medias mensuales de aceite de oliva (exportaciones más el mercado interior), en torno a una media de 125.000 toneladas de aceite de oliva al mes, el enlace de campaña (el aceite disponible entre una campaña y otra) será mínimo, en torno a las 200.000 toneladas, lo que se conoce en el sector como “stock” o existencias técnicamente cero.

Para leer el artículo entero pincha aquí.