Apostar por el AOVE ecológico es hacerlo por el sabor y la salud

campo 3

Ninguna de las grandes envasadoras se plantearía este tipo de cultivo, «reservado para los que amamos la tierra», aseguran los olivareros de Aceitedemipueblo, que han obtenido un delicioso AOVE ecológico al que han etiquetado como ‘El Señorío de DonLope’, y que posee un sabor y unas cualidades organolépticas más exquisitos, por apenas un 10% más de precio. Es triste, pero una vez más, el 90% de la cosecha va a parar al centro y norte de Europa, donde sí lo valoran.

Un cultivo no intensivo, en el que no se provoca el crecimiento o la floración mediante productos químicos artificiales, sino que se deja al ecosistema hacer su trabajo, conservando la flora y la fauna del ecosistema para que el olivo se defienda de los peligros naturales y se aproveche de las condiciones del terreno y del clima. En el que, por supuesto, no se trata el suelo, salvo con abonos orgánicos que respeten el medioambiente; ni se retiran las hierbas, aunque sí se rompen para que el árbol aproveche su nitrógeno a través de su descomposición, y la tierra sea más fértil. Éstas son sólo algunas de las condiciones de olivares muy concretos y seleccionados, en los que las almazaras de Priego de Córdoba agrupadas en Aceitedemipueblo.com cultivan su preciado aceite de oliva 100% virgen extra bioecológico. «Un sistema tradicional que ninguna de las grandes envasadoras se plantearía llevar a cabo, y que queda reservado para los que amamos la tierra y queremos ofrecer lo mejor a nuestros clientes, a los verdaderos amantes del sabor y de las múltiples cualidades que aporta a la salud el AOVE».

«Y es que, cuidando y repetando el entorno, el olivo produce las aceitunas que produce –un tercio de las olivas que se obtendrían mediante un cultivo intensivo–, pero a su vez el aceite logrado de modo bioecologico posee un sabor y unas cualidades organolépticas más delicados», explica Antonio López Arenas, portavoz de este colectivo, que ha decidido bautizar ese auténtico “zumo natural de aceituna” como El Señorío de DonLope, pues DonLope es la etiqueta bajo la cual comercializan habitualmente su AOVE. «Conviene tener presente que se trata de un zumo, y si tratas bien la tierra y el olivo, ese zumo te va a salir exquisito». Tarea a la que como es preceptivo destinan unas parcelas muy concretas, certificadas por la Junta de Andalucía como que en ellas se realiza el cultivo ecológico; un molino específico donde sólo se tratan estas aceitunas; una línea de molturación diferente; una tolva aislada, etcétera, para que no exista posibilidad de contacto con otro tipo de aceite. «Pues una vez obtenido dicho zumo de oliva, vuelve a ser analizado para concederle el certificado de ecológico, cada año».

Si el producto que se ha extraído no supera el análisis de multirresiduos con ‘0,0’ no recibiría dicha calificación y por lo tanto no podría comercialilzarse como ecológico. Para ello, cada campaña, previamente tiene que haber sido analizada la tierra y certificada como ecológica la agricultura que en ella se ha realizado. Un complejo  proceso que valora el que las tierras y los olivos lleven al menos cinco años realizando dicho cultivo, y que analiza el suelo, la hoja y el propio aceite, considerando más de 200 componentes. «Aquí realmente nos diferenciamos, porque las condiciones que se dan en España no hacen que sea precisamente rentable el cultivo biológico, pues su coste real no puede trasladarse al precio de venta», concluye el portavoz de Aceitedemipueblo.com «Pero en el centro y norte de Europa lo tienen muy claro: ese pequeño incremento del 10% de este AOVE compensa con creces por la enorme calidad del producto, y sus bondades para el paladar y sobre todo para la salud».