El AOVE puede ayudar al control del apetito

aove cambios apetito

Una investigación publicada en la revista Nutrition –a la que hace referencia Olimerca, en un artículo que por su interés reproducimos parcialmente– relaciona grasas poliinsaturadas con cambios en la grelina y el péptido YY, hormonas del apetito asociadas con el hambre y la saciedad.

El trabajo científico, publicado en la revista Nutrition –y al que hace referencia Olimerca– muestra que los jóvenes (de 18 a 35 años) que regularmente consumen alimentos que contienen grasas poliinsaturadas, como el aceite de oliva virgen, pueden experimentar cambios favorables en las hormonas del apetito asociadas con el hambre y la saciedad.

Dicho estudio apunta que existen hormonas específicas en el cuerpo que ayudan al control del apetito. Algunas son las responsables de indicar al cuerpo la necesidad de comer, mientras que otras señalan que el cuerpo se siente lleno o saciado. La investigación explora cómo los alimentos pueden reducir el hambre o aumentar la sensación de saciedad, influenciando a estas hormonas.

Respuesta en forma de ansiedad y hambre

Los investigadores observaron las respuestas sobre saciedad y hambre fisiológica mediante la medición de cambios hormonales, y analizaron las calificaciones subjetivas de los participantes, a los que les pidieron que indicaran en una escala cuánta hambre tenían o cómo de llenos se sentían y cuánto pensaban que podían comer.

Los participantes del estudio que consumieron una dieta rica en grasas poliinsaturadas tuvieron una disminución significativa de la hormona grelina (que aumenta el hambre) y un aumento significativo en péptido YY (que aumenta la sensación de plenitud o saciedad).