Andalucía se compromete a defender el sector del aceite de oliva

andalucia defensa sector aove

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Antalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha reafirmado su compromiso con el sector oleícola y su deseo de que el gobierno andaluz, y en concreto la consejería que dirige, sea un «aliado estratégico del sector del aceite de oliva».


Sánchez Haro ha participado en la reunión del Consejo Provincial del Aceite de Oliva, con cuyos representantes ha abordado el futuro de la Política Agrícola Común (PAC) a partir de 2020 al tratarse, según sus palabras, de una cuestión «fundamental para Andalucía, ya que la región se juega mucho en la negociación de la siguiente PAC».

En su intervención, el titular de Agricultura ha explicado que la coyuntura para la negociación de la futura PAC «se plantea complicada», si bien ha apostado por defender una política que favorezca «a las personas que viven del campo, en el campo y que dan vida al campo», recalcando que «no cabe duda de que el olivar es un sector prioritario y ocupará una parte importante de esta negociación».

Europa ha de pronunciarse

Sánchez Haro ha afirmado que el gobierno andaluz estará muy pendiente de los resultados de la consulta pública que abrió la Comisión Europea para elaborar sus propuestas de la nueva reglamentación comunitaria. Un proceso en el que Andalucía ha participado de forma directa, al enviar una “respuesta común” elaborada en colaboración con las organizaciones profesionales agrarias: Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía.

El comisario europeo presentará el próximo 7 de julio sus conclusiones tras haber recibido más de 300.000 aportaciones procedentes de diversos territorios de Europa.

Respecto a la postura andaluza ante la negociación, Rodrigo Sánchez ha hecho hincapié en la importancia de una PAC que se adapte a la diversidad del territorio, que permita recuperar la ficha financiera que tenía la región en el marco anterior y mantener la renta de los agricultores. Además, el consejero ha destacado que en la futura Política Agrícola Común deben tener más peso las cuestiones ambientales, un ámbito en el que “el olivar tiene mucho que decir” por su papel como sumidero de carbono y su contribución a la lucha contra la erosión y el mantenimiento de la biodiversidad.